METAFÍSICA SIN CIELO

1993
Seducidos por la fatal atracción de ese ardiente mundo inmaterial que se puebla de manera incontrovertible con nuestros anhelos y frustraciones, nos aproximamos a las enigmáticas imágenes vegetales de Pamen Pereira -unas imágenes que a lo largo de los últimos años han estado vinculadas desde una perspectiva teosófica tanto a las poéticas paisajísticas del romanticismo alemán, como al impulso naturalista patente en la obra del también alemán Joseph Beuys- buscando ante las mismas poder desprendernos sin temor de todo aquello que se muestre ajeno a los turbadores dominios del sueño y la sin razón.
David Pérez
Extracto del texto Tras el laberinto verde 1993 catálogo Metafísica sin cielo.
El fuego del filántropo
Autorretrato. 1992
Hojabosque. 1992
Ad libitum. 1992
La morada segunda. 1992
El calor del bosque. 1992
Casa en la hoja. 1992
Casa palacio templo tumba. 1992
Jaulas
Puente colgante
Eterno presente. 1991
Metafísica sin cielo. 1991
Non omnis moriar. 1992
Tras el laberinto verde
El pintor que encontró su técnica no me interesa. Cada mañana se levanta sin pasión y, tranquilo y apacible, prosigue el trabajo comenzado la víspera. Sospecho en él cierto hastío, propio del obrero virtuoso que prosigue su tarea sin el relámpago imprevisto del momento feliz. No tiene el tormento sagrado, cuya fuente reside en lo inconsciente y lo desconocido; nada espera de lo que será. Yo amo lo que nunca ha sido. Odilon Redon
De entre todos los innumerables y cuidadosos dibujos realizados por Pamen Pereira hay uno que nos resulta especialmente fascinante y atractivo dada la violencia poética que el mismo concita. Nos referimos a un curioso, y a la par premonitorio Autorretrato en el que se puede observar cómo de un cuasi fosilizado cráneo surge de manera potente y enérgica el robusto tallo y las carnosas hojas de una planta tan vigorosa como opulenta. Un perverso y barroco enigma se dibuja a través de este pequeño jeroglífico floral que, heredero indirecto del ya clásico tema de la Vanitas, nos ofrece una reflexión más sensual que botánica sobre esa planta que – surgida como una brutal y desmesurada erección en el centro de la bóveda craneal- confunde la muerte y la vida en una callada e interminable cópula cuyo desarrollo se sitúa junto a la atenta y ciega mirada de ese ojo pineal descrito por Bataille a comienzos de 1927.
David Pérez
Autorretrato. 1992
Friedrich. 1992
Shopenhauer. 1992
Autorretrato. 1992
Gnosis
Helios
Acónito
Saturno. 1991
Datura Stramonium. 1990
Sempervivum Maius. 1989
El afato.
Florfuego. 1991
Origen. 1989
Odio et amo
Residuo vegetal. 1992
Domus tauri
Dicotomía. 1991
Amor fati
Infinito. 1991
Dicotomía (montaje). 1991
Galeria Trinta, montaje. 1991
Transubstanciación. 1991
Galeria Trinta. 1991
Galeria Trinta. 1991
Ir arriba