Melancolía. 1991

GEOGRAFÍAS INTERIORES

1989
“Para salir de mis ruinas, dijo Klee tuve que volar”. Para entrar en ellas, para reconocerlas y acariciar sus quebrados perfiles, sus dolorosas carencias, para hundirse y recitar los ecos de su nostalgia, Pamen Pereira propone una pintura que, al contrario que la de Klee, ya no vuela con alegre lirismo, una pintura que apenas quiere ser pintura. Desde el intimismo desgarrado y sutil de los pequeños formatos, hay como una negación de la propia esencia de la pintura y una apropiación de su apariencia para ir marcando los puntos cardinales de la desorientada búsqueda, de la perpleja soledad de un recorrido interno que quiere enfrentarse y confrontarse con el mundo natural, con su paradigma y también con su convención.
Más allá de ese viejo optimismo insensato y Darwiniano que en el arte propugnaba un progreso continuo y acelerado en este, por lo demás, indisciplinado y vehemente siglo; roto ya el ingenuo y redentor espejismo, Pamen Pereira parece darse cuenta de que cómo nuestro propio sentido interior es vulnerable, de que uno es siempre propenso a la búsqueda perpleja de lo que en nosotros hay de dolorosa ruina y sólo a veces se es pintor, escultor, escritor…
Pablo Jiménez
Lápiz y rio
El rio y el sol
Yo soy verde
Yo soy el error
Primera materia
Fertilidad abismo norte
El bosque sagrado. 1990
Teosofía. 1990
El alboyo. 1990
Via Negationis. 1990
Puente para rio circular. 1990
KRN Herkules
Portacoeli. 1991
Ir arriba